Camping de Flåm

La primera vez que estuve en Noruega me quedé una noche en el albergue de Flåm con dos amigas. En aquel momento eramos casi las únicas huéspedes y no había aún nadie acampando.

En nuestra última visita a Noruega repetimos una noche en este camping, esta vez acampando, y había bastante más gente, tanto en la parte del hostel y en las cabañas individuales como en tiendas de campaña y caravanas. Las temperaturas ya son más cálidas en esta época del año (principios de Mayo) que cuando fui por primera vez, y se nota. En la parcela en la que estuvimos teníamos de vecinos a un lado una pareja de alemanes con coche de alquiler y al otro una familia de ovejas.

Camping Flam

Camping Flam

No solo en el camping nos encontramos más gente esta vez que la primera, todo el pueblo estaba bastante animado. Incluso el bar vikingo al que no pudimos ir por estar cerrado en nuestro primer intento (el bar no abre durante el invierno) estaba hasta arriba de gente en esta ocasión.

Ubicación

La ubicación es perfecta si hacéis el recorrido del Flåmsbana, un recorrido en tren espectacular que finliza en Flåm. Desde aquí también salen barcos que recorren el Aurlandsforden o una parte del Sognefjorden. Además, también se pueden realizar otras actividades como senderismo, rutas en bicicleta o en kayak.

El entorno es precioso, rodeados de montañas espectaculares y a solo unos cuantos metros de uno de los fiordos más visitados de Noruega.

Flåm

Flåm

Nedre Brekkevegen 12, 5743 Flåm

Instalaciones

El hostel está muy bien, se puede elegir desde habitaciones individuales hasta de 6 camas, con baño privado o compartido, y hay una cocina común. La primera vez nos quedamos en una habitación triple con baño compartido y dimos buen uso de la cocina común para prepararnos un plato de pasta para cenar, ya que no había nada abierto para ir a cenar fuera. El precio de la habitación incluye las sábanas, pero las toallas se pagan aparte.

En esta última ocasión aunque fuimos con tienda de campaña también pudimos dar uso de una de las cocinas que tienen a disposición de los campistas. Están bien equipadas, con varios fogones y horno y varios fregaderos. Además también disponen de sartenes, cacerolas, tazas, platos, cubiertos… es decir, todo lo necesario para cocinar y comer (salvo la comida). Lo único que falta en las cocinas es una mesa y sillas para sentarse a comer, tendréis que hacerlo fuera, donde sí que hay varias mesas.

Las duchas y los WC también están muy bien, con suficientes cabinas individuales. El agua en la ducha es regulable y la alcachofa está anclada a la pared. La duración del agua caliente una vez que pagas (20 NOK, unos 2 €) es de 6 minutos.

También disponen de lavandería con lavadora (40 NOK por lavado ) y secadora (también 40 NOK).

Precio

El precio varia bastante dependiendo de si váis al hostel, si vais en caravana, a una de las cabañas o con tienda de campaña. Nosotros pagamos 225 NOK por una noche para dos personas con coche y tienda, sin electricidad. No incluye la ducha, que se paga aparte con una ficha que podéis comprar en recepción por 20 NOK o metiendo 20 NOK directamente en la máquina, así que no entiendo muy bien la ventaja de usar la ficha, puede que a los que se alojan en el hostel les incluyan una ficha con el precio de la habitación, pero sigue siendo ridículo pudiendo descontarles los 20 NOK de la factura, o quizás hagan promociones tipo “por 90 NOK te damos 5 fichasy te ahorras 10 NOK”. En fin, no le doy más vueltas.

Si te ha gustado danos un +1:
Compartir este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *