Rincones de Amberes

Cuando visité Amberes en Octubre fue un día lluvioso y no nos resultó una visita nada agradable, nuestro objetivo era encontrar lugares donde refugiarnos de la lluvia y el viento y poco disfrutamos del paseo. Para quitarme el mal sabor de boca que me dejó aquella visita volvimos a Amberes un sábado soleado de Febrero y esta vez siguiendo recomendaciones de alguien que vivió allí varios años (gracias Hannes), así que la excursión en esta ocasión fue todo un éxito.

Amberes - Grote Markt

Amberes – Grote Markt

Dejamos el coche aparcado en la calle Sint-Michielskaai, al lado del río Schelde. Fue relativamente fácil encontrar sitio para aparcar en la calle (y no muy lejos del centro), pero si no encontráis sitio en la calle hay varios Parkings por la ciudad.

En la zona del puerto, si tenéis tiempo, puede ser interesante acercaros al Voetgangerstunnel, un tunel de 572 metros que cruza el río bajo el agua.

Amberes - Voetgangerstunnel

Amberes – Voetgangerstunnel

Alejándonos del río nos dirigimos hacia la calle Hoogstraat que desemboca en Grote Markt. Esta calle peatonal tiene varios restaurantes y tiendecitas y resulta agradable pasear por ella.

Amberes Hoogstraat

Amberes Hoogstraat

Amberes - Hoogststraat Restaurantes

Amberes – Hoogststraat Restaurantes

Y al final de la calle encontramos el Grote Markt, con la Fuente de Bravo en el centro, representando la victoria de Silvius Bravo sobre el gigante Druon Antigunos. Y es que cuenta la leyenda (me encanta empezar una historia con esta frase) que el soldado Silvius cortó la mano del gigante y la arrojó al río, y de ahí viene el nombre de Amberes (Handtwerpen originalmente), que significa “arrojar la mano”.

Amberes - Grote Markt -Silvius Bravo

Amberes – Grote Markt -Silvius Bravo

Amberes - Grote Markt -Silvius Bravo

Amberes – Grote Markt -Silvius Bravo

Próxima al Grote Markt se encuentra la Olv Kathedraal, con su impresionante torre, pero encajonada entre callejuelas repletas de restaurantes. Nos llamó la atención que no hubiera una plaza amplia desde la que contemplar la grandeza de la catedral, más bien hay que acercarse para verla, a excepción de la torre, que se puede ver sobresaliendo entre los tejados de las casas desde prácticamente todo el centro de la ciudad.

Amberes - Catedral

Amberes – Catedral

Hay una pequeña placita a los piés de la catedral con fachadas típicas de toda la zona de flandes que resulta agradable y donde se encuentra el bar Paters Vaetje, bar que nos recomendaron para tomar algo, pero donde nos resultó imposible hacerlo puesto que estaba lleno, así que suponemos que es un buen sitio para descansar un rato y tomar una cerveza (si encontráis sitio).

Amberes - Plaza Catedral

Amberes – Plaza Catedral

Amberes - Paters Vaetje

Amberes – Paters Vaetje

Paseando por las calles que rodean la catedral llegamos hasta una plaza acogedora y muy tranquila donde se encuentra la Borromeuskerk. Aquí nos sentamos un rato a disfrutar de la paz que se podía respirar alejados del ajetreo del Grote Markt y la catedral.

Amberes - Borromeuskerk

Amberes – Borromeuskerk

Antes de seguir visitando los puntos más turísticos, decidimos hacer una parada en un mercado que tiene lugar todos los sábados en la zona de Theaterplein. En este mercado se pueden comprar sobre todo alimentos y flores/plantas, pero también tienen puestos para comer y beber algo, así que decidimos hacer una pausa aprovechando el solete y nos detuvimos en un puesto donde servían Quiches y nos tomamos una deliciosa. Palabras textuales de mi compañera de viaje “la mejor Quiche del mundo”.

Amberes- Theatersplein

Amberes- Theaterplein

Amberes - Theatersplein

Amberes – Theaterplein

Amberes - Theatersplein

Amberes – Theaterplein

Ya con la panza llena seguimos dando una vuelta por el mercado y, como no puede faltar en un mercado donde se venden alimentos, llegamos al puesto de las aceitunas, mi perdición. Por suerte acabábamos de comer y no me tentó la pinta que tenían todas. A lo que no pudimos resistirnos fue a unas fresas con un aspecto delicioso, así que compramos dos cajitas grandotas por 5€, con una de ellas nos llegó de postre para las dos que éramos.

Amberes - Theaterplein

Amberes – Theaterplein

Otra parada imprescindible en una excursión a Amberes es la fabulosa Estación Central de trenes. Cualquiera diría que se encuentra en un museo y no en una estación.

Amberes - Estación Central

Amberes – Estación Central

Amberes - Estación Central

Amberes – Estación Central

Amberes - Estación Central

Amberes – Estación Central

Al salir de la impresionante estación, nos encontramos en una zona comercial y llegamos una calle peatonal repleta de tiendas, la famosa calle Meir, por la que merece la pena dar un paseo aunque uno no vaya de compras.

Volviendo hacia la zona del centro llegamos a Groenplaats, con Rubens como figura central.

Amberes - Groenplaats

Amberes – Groenplaats

Amberes - Groenplaats

Amberes – Groenplaats

Y después de tanto paseo apetece una pausa para tomar unas cervezas fresquitas. Tras el intento fracasado de tomar algo en el Paters Vaetje caminamos un poco por la misma zona y llegamos al Cabron. Es un bar agradable, con música decente y donde te ponen maicios y cacahuetes con la cerveza. Nos decidimos entre la variedad de cervezas por una de la zona, la Koninck, que a mí personalmente me gusta mucho.

Amberes - Cabron

Amberes – Cabron

Cuando salimos del bar ya era noche cerrada y la verdad es que el centro es muy bonito con la iluminación nocturna.

Amberes de noche

Amberes de noche

Amberes de noche

Amberes de noche

Amberes de noche

Amberes de noche

Para cenar nos habían recomendado el 7 schaken, en Grote Markt, pero cometimos el error de pretender ir sin haber reservado, así que pese a nuestra primera impresión al verlo prácticamente vacío, no tenían sitio para nosotras.

En la lista de recomendaciones teníamos un restaurante Mexicano, así que allí nos dirigimos. En la calle Ernest Van Dijckkaai se encuentra el Gringo’s Cantina, un restaurante mexicano con una decoración superhortera pero con encanto y muy acogedor.

Amberes- Gringo's Cantina

Amberes- Gringo’s Cantina

Amberes- Gringo's Cantina

Amberes- Gringo’s Cantina

Amberes - Gringo's Cantina

Amberes – Gringo’s Cantina

Amberes - Gringo's Cantina

Amberes – Gringo’s Cantina

Cuando entramos no había mesas libres, pero nos propusieron esperar tomando algo en la barra. Tras 10 escasos minutos de espera tomando un mojito, quedó libre una mesa, y nada más sentarnos empezó a entrar gente hasta llenar la barra, así que definitivamente entramos en el momento justo.

Para ir abriendo apetito pedimos unos nachos con guacamole para compartir. Como plato principal pedimos por un lado Tacos Veggie y por otro Enchiladas Veggi. Pagamos en total 43€ (éramos 2) y comimos estupendamente.

Después de cenar dimos por finalizada nuestra excursion a Amberes.Puede que esta ciudad no tenga el encanto llamativo de otras ciudades flamencas como Brujas o Gante, pero igualmente tiene sus rincones que merece la pena explorar. Además nos pareció una ciudad muy animada, con un montón de bares, cafés y restaurantes agradables que encontramos llenos tanto por la mañana para tomar café como por la noche para cenar o tomar unas cervezas.

Amberes - Bares y Cafés

Amberes – Bares y Cafés

 

Si te ha gustado danos un +1:
Compartir este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *