De Dublín a Kilkenny

Durante nuestro breve viaje a Irlanda queríamos visitar un montón de rincones, por ello decidimos que la mejor opción era alquilar un coche para no depender de horarios del transporte público. Así que después de pasar la primera noche en Dublín, donde habíamos aterrizado, fuimos a recoger el coche que ya habíamos alquilado previamento antes de salir de España. Ya dentro del coche pusimos rumbo al sur, hacia Kilkenny, donde comeríamos y pasaríamos parte de la tarde.

Kilkenny

Kilkenny

Al llegar a Kilkenny aparcamos el coche en un parking de pago y empezamos nuestro paseo por este acogedor rincón del sur de Irlanda.

Donde comer

Se acercaba ya la hora de comer, así que nos dirigimos al Cafe Sol después de verlo recomendado en nuestra guía como restaurante de comida irlandesa moderna. Al llegar nos pareció un sitio un tanto pitiminí, lleno de señoras comiendo un trozo de tarta y bebiendo una taza de té. Aún así le dimos una oportunidad y entramos.

La carta tenía varios platos apetecibles, aunque no era muy amplia. Nos decantamos por dos platos distintos, la “Quiche of the day” (10€) y el “Open chicken sandwich” (9.50€). Para beber teníamos una jarra de agua fresca que nos iban rellenando a medida que la íbamos vaciando, así que no pedimos nada más de beber. Aunque los postres tenían muy buena pinta cuando los servían en el resto de mesas, acabamos llenos y sólo pedimso café. La cuenta ascendió a 35.40€ y éramos tres, así que se puede decir que no fue caro.

Kilkenny Cafe Sol

Kilkenny Cafe Sol

El Castillo de Kilkenny

Después de comer nos dirigimos al castillo, la principal atracción de Kilkenny. El día que fuimos nos acompañó el buen tiempo, así que había bastante gente en los jardines del castillo, entre los que había numerosos grupos de estudiantes aún con el uniforme del colegio disfrutando del día soleado.

Castillo de Kilkennyq

Castillo de Kilkenny

Castillo de Kilkenny

Castillo de Kilkenny

Jardines del castillo de Kilkenny

Jardines del castillo de Kilkenny

Rock of Cashel

De camino a Cork, donde pasaríamos la noche, decidimos hacer una breve parada para ver el Rock of Cashel. Como llegamos tarde nos lo encontramos cerrado y no pudimos acceder a las instalaciones, así que tuvimos que conformarnos con visitar las ruinas medievales desde fuera rodeados de ovejas y vacas pastando.

Rock Of Cashel

Rock Of Cashel

Rock Of Cashel

Rock Of Cashel

Si te ha gustado danos un +1:
Compartir este artículo:

Artículos relacionados:

One Comment
  1. Pingback: Pernoctando en Cork | Rincones Turísticos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *