De escapada a Barcelona

Al fin pude escaparme e irme cuatro días a Barcelona, pero cuatro días de turismo “relajado” pudiendo disfrutar de cada visita. Sin ninguna de las prisas, ni estrés, ni agobios, todo eso se quedó en casa. Una vez llegado al aeropuerto cogí un bus que tenía para da en plaza Catalunya, me bajé y decidí ponerme a buscar una cafetería acogedora para tomarme un desayuno y luego irme a caminar por la rambla, hasta la playa pasando por la Boquería donde disfruté cosa fina con toda aquella variedad de productos y finalmente el museo de cera. Para buscar un hotel decidí no contratarlo con anterioridad y me quedé en la zona del ensanche, dada la cantidad de hoteles disponibles.

Nacimiento

Sagrada Familia

Después de varias vueltas aprovechando el “turisteo” comentaros que encontré unas ofertas de hoteles para visitar Barcelona a muy buen precio. Después de una cena bien agradecida en un restaurante cercano me fui a dormir al hotel. En la mañana siguiente desayuné allí mismo ya que el servicio incluido me pareció fantástico. Salí a caminar por la playa, por la Ronda del Litoral hasta llegar a la Villa Olímpica el paseo más relajante en mucho tiempo. Más tarde me acerqué a la ciudadela hasta finalmente llegar al Arco del triunfo.

Cansado? sí, pero soltando todo lo negativo, y la ducha de la noche en el bien equipado hotel ayudo a pasar una buena noche. Después de un desayuno bien temprano me fui a la torre de San Sebastián para subir al teleférico, anotaros en este punto que es más que recomendable pagar solo por subir y luego caminar por el paseo de regreso. Lo último y no menos importante es no olvidarse de visitar la Sagrada familia y la Barcelona de Gaudí, puntos imprescindibles en una visita a esta ciudad. Una cosilla que me queda por apuntar es que no dejéis de pasar por los mercados, ya que todo turismo requiere sus compras, pero incluiremos aquí la comida y en este caso de productos muy buenos y baratos. Empezando por el mercado de los más antiguos de Europa, el mercado de Les Encantes, hasta acabar en la zona del Forum, sin olvidarnos de todas las tiendas de barrio que te encontrarás por el camino.

Yo personalmente pasé los cuatro días más tranquilos, no pausados, pero sí libres de tensiones en mucho tiempo.

Si te ha gustado danos un +1:
Compartir este artículo:

Artículos relacionados:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *