Los castillos de Luis II de Baviera

Una parada recomendada en el sur de Alemania es Füssen. Pueblecito entrañable en los alpes bábaros lleno de encanto y castillos. El más conocido (y para mi gusto el más bonito) es el castillo de Neuschwanstein.

Castillo Neuschwanstein

Castillo Neuschwanstein

Este castillo nos recuerda a los maravillosos castillos de las películas de Disney, no sin razón, puesto que se basaron en él para alguna de sus películas.

No voy a hablar de la historia del castillo, para eso ya está wikipedia, voy a contar nuestra experiencia cuando lo visitamos.

Hotel Füssen

Hotel Füssen

Esa noche nos habíamos hospedado en unos apartamentos en Füssen a la orilla de un lago. Los encontramos no sin esfuerzo, puesto que llegamos cuando era ya noche cerrada, y al estar rodeado de montañas y el lago, no había ninguna luz y nada que indicara que en esa zona había algo de vida. Desde luego el sitio es perfecto para una escapada tranquila en búsqueda de naturaleza y paz. Cuando nos despertamos por la mañana, pudimos ver el maravilloso paisaje que rodeaba el hotel, que tan mal rollo nos había dado la noche anterior.

Salimos muy temprano hacia el castillo que buscábamos, Neuschwanstein. Cerca del mismo se encuentra también el de Herrenchimsee, pero ese no llegamos a visitarlo, tan solo lo vimos desde fuera. Las entradas para visitar cualquiera de los castillos se compran antes de empezar a subir. Para poder subir al de Neuschwanstein hay que hacerlo o en autobús (1.80€) o en coche de caballos (desconozco el precio). También se puede subir andando (unos 40 minutos). El día que fuimos nosotros el autobús solo nos subía, para bajar había que hacerlo a pie o en coche de caballos.

Para poder entrar en el castillo sólo se puede hacer mediante visita guiada. La visita guiada dura una media hora y es con audioguía (al menos en español, es posible que en inglés sea con un guía de carne y hueso). Al comprar la entrada ya indicas el idioma que te interesa y te dan una hora a la que tienes que entrar para dicha visita. Con carnet de estudiante la entrada nos costó 8€ por persona (incluida la audioguía).

Al lado de la oficina donde compramos las entradas hay varios hoteles con sus respectivos restaurantes, así que viendo que faltaba como una hora para nuestra visita, decidimos desayunar en alguno de los hotelitos. Cual fue nuestra sorpresa cuando se acercó una chica del personal del hotel a la mesa en la que nos habíamos acomodado para decirnos que si no nos hospedábamos del hotel no nos atenderían… Entiendo que los desayunos del hotel solo se sirvan para los clientes del hotel, pero entonces no entiendo que tengan la cafetería/restaurante abierta a la calle con un cartelote bien grande que ponga CAFÉ/RESTAURANT. Pero en fin, anécdotas sin importancia 🙂

Como anécdota también, dejamos el coche en un parking mientras hicimos la visita (coche de alquiler, con una pegatina de Herz para que todo el mundo supiese que era de alquiler, con todas nuestras maletas) y tuvimos la genial idea de dejarlo abierto. Cuando volvimos no nos faltaba nada 🙂 No obstante aconsejamos cerrar el coche.

El autobús no nos dejó justo en el castillo, nos dejó un poco antes. De camino al castillo paramos en el Marienbrücke para hacer unas fotos, ya que desde el mismo hay unas vistas increibles del castillo. Yo solo me adentré unos pasos en el puente, estaba lleno de japoneses fibrilando con el castillo y no me daba mucha seguridad, las tablas de madera temblaban a cada paso :S. No obstante pude hacer fotos bastante chulas desde donde me quedé.

Füssen

Subiendo al castillo

Una vez en el castillo, la visita es de unos 30 minutos, y sólo se ve una cuarta parte del mismo… Pero está bien, yo la recomiendo.

Si te ha gustado danos un +1:
Compartir este artículo:

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *